BENIARRÉS AL DIA NI COMPARTEIX NI ES FA RESPONSABLE DELS COMENTARIS QUE EN AQUESTA PÀGINA ES PUBLIQUEN.
AQUELLS QUE CONTINGUEN OFENSES, INSULTS O SEMBLANTS, NO SERAN ADMESOS.
Actualitat: AJUNTAMENT: Elecció i nomenament del nou alcalde de Beniarrés

dilluns, 12 de gener de 2009

Un temblor asusta Beniarrés

Un seísmo de 1,9 grados de magnitud sacude la localidad alicantina

Un temblor de tierra acabó ayer con la pacífica tarde de domingo en la que se encontraba sumida la localidad alicantina de Beniarrés. Los habitantes de este pequeño municipio se vieron sobresaltados sobre las 18.30 horas cuando un seísmo de 1,9 grados de magnitud en la escala de Richter se dejó sentir de improviso en la población.

Según el Instituto Geográfico Nacional, el epicentro se localizó en Alcalà de la Jovada, una pequeña localidad que junto a Beniaia forma el municipio de la Vall d'Alcalà. El temblor tuvo una duración de unos dos segundos, lo suficiente para que fuera sentido en las inmediaciones. No hubo ninguna réplica. El 112 sólo recibió una llamada y no se produjeron ni daños materiales ni personales.

A pesar de que el seísmo apenas alcanzó una magnitud de 1,9 en la escala Richter, algunos vecinos se asustaron hasta el punto de abandonar sus casas."

Ha sido una especie de trueno y un temblor. La gente ha salido asustada. Aunque sólo han sido dos segundos, ha sido muy fuerte", explicó Joaquín Crespo.



El propietario del Bar Crespo matizó que los vecinos que salieron a la calle viven en segundos o terceros pisos, donde notaron algo más el temblor. En su establecimiento, ubicado en una planta baja, "no notamos nada y nadie ha salido a la calle".

En otro local de Beniarrés, la cafetería Caribbean, relataron que notaron "un golpe seco, como si algo te cayera encima".

Adrián Rubio, de 13 años, y familiar de los propietarios de la cafetería, apuntó que algunos vecinos salieron de sus casas, pero al poco tiempo todo volvió a la normalidad. No hubo réplicas. Desde el centro de salud de Muro de Alcoy informaron de que no habían recibido ningún aviso ni llamada por el temblor y que ningún habitante de la zona fue atendido por alguna crisis de ansiedad o cualquier otro síntoma relacionado por el temblor.

Beniarrés es un pequeño pueblo de poco más de 1.300 habitantes ubicado en el interior de la comarca de la Marina Alta, a 8 kilómetros de Muro de Alcoy y a 22 de la capital alcoyana. (açò ho he copiat literalment però com tots sabreu Beniarrés està a la comarca del Comtat)

El pasado 5 de noviembre se produjo el último seísmo de cierta importancia, y afectó a la localidad valenciana de L'Olleria. Tuvo una magnitud de 2,2 grados en la escala de Richter, por lo que fue considerado leve y no tuvo afección alguna en edificios o infraestructuras. Eso sí, sirvió para despertar a muchos vecinos, teniendo en cuenta que se produjo a las 2.43 horas de la madrugada.

El 15 de septiembre, otro terremoto cuyo epicentro se situó en Crevillent causó alarma entre centenares de vecinos, ya que las consecuencias del movimiento de tierras se notaron en Alicante y Murcia. La magnitud, de 3,5 grados, sirvió para que las centralitas de los servicios de emergencia recibieran cientos de llamadas en pocos minutos.

En agosto sucedió lo mismo en la localidad alicantina de Confrides, aunque el seísmo fue de 2,2 grados. Pese a que coincidió con las fiestas patronales del municipio, pocos vecinos llegaron a notar el fenómeno.

No es extraño que se den situaciones de este tipo, teniendo en cuenta que cada año se registran alrededor de 50 movimientos sísmicos de magnitud leve (entre 1,5 y 3,5 grados en las escala de Richter). La mitad sur de Alicante, Alcoy y El Comtat son las zonas de mayor actividad sísmica.

El último movimiento de tierras con consecuencias catastróficas para la Comunitat se produjo en 1829 en Torrevieja, provocando la destrucción de Almoradí. Este fenómeno se reproduce, según la probabilidad estadística, cada 500 años.

Noticia aparecida en el diario Las Provincias
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...