BENIARRÉS AL DIA NI COMPARTEIX NI ES FA RESPONSABLE DELS COMENTARIS QUE EN AQUESTA PÀGINA ES PUBLIQUEN.
AQUELLS QUE CONTINGUEN OFENSES, INSULTS O SEMBLANTS, NO SERAN ADMESOS.
Actualitat:PLUJA: L'embassament de Beniarrés es troba al 78% de la seua capacitat

dimecres, 24 de març de 2010

La Generalitat boicotea el tramo de autovía Cocentaina-Muro

La Generalitat está boicoteando las obras del tramo de autovía Cocentaina-Muro y provocando un importante retraso de los trabajos. El gobierno autonómico ha colocado vallas para impedir que se vean afectadas dos carreteras comarcales por los trabajos, a pesar de que el Ministerio de Fomento lleva dos años esperando que se le conceda permiso para actuar en estas vías.


El diputado autonómico Amando Vilaplana ha denunciado esta situación, acusando a la Generalitat de someter a estas comarcas a una auténtica "extorsión", para impedir que las obras de la autovía se terminen en los plazos previstos. El parlamentario afirma que "el PP busca unos miserables réditos electorales, poniéndole trabas a una obra que supone una inversión de más de 100 millones de euros y que comporta una gran mejora de las comunicaciones en la comarca".

Fotografia de la zona bloqueada por la Conselleria cerca de la rotonda de Setla de Munyes

Los problemas se iniciaron en abril de 2008, cuando el Ministerio de Fomento se dirigió a la Conselleria de Infraestructuras para pedir permiso para actuar en dos carreteras comarcales que se cruzan con la nueva autovía: la de Beniarrés y la de Benimarfull. El Gobierno central solicitaba autorización para hacer desvíos en los puntos de confluencia, en una práctica que suele ser habitual en este tipo de proyectos de ingeniería. Dos años después, la Generalitat no ha dado ninguna respuesta a esta petición.


La situación se complica un poco más a finales del año pasado. La Conselleria de Infraestructuras coloca una serie de barreras con el fin de proteger estas dos carreteras comarcales. Esta decisión obliga a los camiones pesados que participan en la obra de la autovía a realizar recorridos alternativos por caminos rurales e, incluso, a pasar por el casco urbano de localidades como Muro. Amando Vilaplana señala que estas complicaciones están dificultando la obra y en las últimas semanas, han obligado a paralizar los trabajos en las áreas afectadas. El diputado, que ha calificado la situación de intolerable, ha presentado una batería de preguntas en las Cortes, para que el conseller de Infraestructuras explique este boicot.


Hay que recordar que este tramo de autovía, que incluye la construcción de nueve viaductos, tendría que estar terminado antes de que acabe el año.

Noticia publicada en el diario digital ARAMULTIMEDIA.COM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...